¿Cuál fue el primer coche eléctrico de la historia?

22 Feb 2022 | 0 Comentarios

Ahora que ya sabemos que la movilidad eléctrica no solo es el futuro si no que es ya el presente de la movilidad, quizá te entre la vena curiosa. ¿Cómo apareció el vehículo eléctrico?, ¿Cuál fue el primer coche eléctrico de la historia?, ¿Cómo ha ido evolucionando el vehículo eléctrico desde su invención?… ¡En este post te vamos a sacar de dudas y te vamos a contar la historia del vehículo eléctrico con todo tipo de detalles! ¡Vamos a ello!

 

¿Cuál fue el primer coche eléctrico de la historia?

 

Seguramente muchos de los datos que te vamos a dar en las siguientes líneas te sorprendan. Y no, no nos los hemos inventado. En contra de lo que mucha gente piensa, el coche eléctrico tiene bastantes (muchos) años de edad.

Se antoja complicado elegir al padre del vehículo eléctrico ya que fueron múltiples los avances y mejoras que convergieron en el tiempo para dar a luz al vehículo eléctrico. Hay que tener en cuenta que los primeros diseños difieren bastante de lo que entendemos hoy por coche. Pero aunque eran otros tiempos, muchos de los actuales vehículos eléctricos guardan cierta simetría con aquellos primeros diseños y modelos.

Los inicios del vehículo eléctrico

 

Anyos Jedlik

Este inventor húngaro presentó a finales de 1827 (o principios de 1828, no se conoce la fecha exacta) un pequeño modelo de electromotor que de alguna manera sentó las bases para futuras investigaciones y prácticas en la materia.

Robert Anderson

Para muchos el autor del primer coche eléctrico de la historia. Entre 1832 y 1839 diseñó y desarrolló el primer prototipo de vehículo eléctrico. Su invento era una mera adaptación de un carruaje de caballos alimentado por celdas eléctricas en sustitución de los animales.

 

Fuente: Alcanzia.es

Thomas Davenport

De forma paralela a Robert Anderson, Thomas Davenport construye y presenta en 1834 el primer motor de corriente continua, que permitía a un pequeño vehículo circular por una circunferencia electrificada. Este prototipo tuvo bastantes problemas con el peso pues no podía soportar el peso de una persona y difícilmente lo hacía con el peso de sus baterías.

Todos estos prototipos y modelos hicieron que se despertase un gran interés por el vehículo eléctrico en la época. Gracias a ellos fueron llegando los primeros modelos de vehículos eléctricos que llegaron a comercializarse y también los primeros modelos de trenes eléctricos, que cambiaron el transporte y la sociedad.

Evolución en las baterías de los vehículos eléctricos

Gastón Planté llevó a cabo entre los años 1859 a 1880 notables mejoras en cuestión de baterías. Inventó y desarrolló las baterías recargables, que supusieron un gran avance para la evolución de los vehículos eléctricos pues permitirían que el vehículo no tuviese que estar conectado a la red para poder utilizarse. Ahora era posible almacenar la energía que hacía funcionar al coche.

 

Primeros coches eléctricos de la historia

 

En el 1888 aparece el que para muchos es el primer coche eléctrico de la historia: el Flocken Electrowagen. Andreas Flocken presentó este modelo de vehículo eléctrico de 4 ruedas que funcionaba gracias a su motor de 0,7 KW y alimentado por su batería de 100 kg de peso. Todo un avance para la época. Los amantes de la velocidad seguramente se enamoren de este vehículo que llegaba a alcanzar, nada más y nada menos que 15 km/h. Los problemas residían en la autonomía. Eso sí que era auténtico «range anxiety«.

 

Primer vehículo eléctrico de la historia

Fuente: Alcanzia.es

 

El «problema» de la velocidad se comenzaría a solucionar cuando en 1899 aparece el «Jamais Contente» un vehículo que pasará a la historia por convertirse en el primer coche eléctrico que fue capaz de ir más allá de los 100 km/h.

Volviendo a la autonomía se presentó el Lohner-Porsche, un vehículo con 4 motores eléctricos (uno en cada rueda) y que podía recorrer hasta 79 km con una sola carga. Años más tarde en 1906, Oliver O.Fricthle presentó un vehículo eléctrico con más de 100 km de autonomía.

Los vehículos eléctricos se situaron en ese momento como los vehículos favoritos para la sociedad. No hacían ruido, la electricidad comenzaba a llegar a todo el mundo (lo cual facilitaba los procesos de carga), la autonomía permitía cubrir los viajes del día a día… todo eran ventajas. Además eran mucho más fáciles de arrancar y conducir (sin cambios de marcha tan complicados como los que había), un factor que favoreció enormemente a su asentamiento. Podríamos hablar de la «primera época dorada de los vehículos eléctricos«.

 

Los vehículos eléctricos en la actualidad

Con la llegada de la producción en cadena de los vehículos de combustión, los coches eléctricos fueron perdiendo protagonismo hasta caer en el olvido. No fue hasta los años 70 (con la crisis del petróleo y la consecuente subida de precios) cuando los coches eléctricos volvieron a estar en primera línea. Muchas marcas fueron dando desde entonces los primeros pasos hasta colocar al vehículo eléctrico en el lugar en el que se encuentra hoy. Cada día más protagonista y acaparando un mayor número de ventas mes a mes en los principales mercados.

Cabe mencionar en este punto al GM EV1, el primer coche eléctrico que se fabricó en serie. Apenas se llegaron a fabricar poco más de 1.100 unidades de este modelo que tuvo una vida bastante fugaz. En lo que nos toca más de cerca, la Movilidad Eléctrica se fue acercando a nosotros gracias al ZOE de Renault y al Leaf de Nissan, dos modelos que fueron sentando muchas de las bases para el resto de marcas.

La electrificación se consumó con la llegada de marcas como Tesla, que nacieron como marcas 100% eléctricas y que poco a poco han ido «comiendo el terreno» a las marcas tradicionales que siguen comercializando sus modelos de combustión interna. Es por eso que cada día son más las marcas que ya han anunciado que abandonaran el desarrollo de motores de combustión para centrarse en los modelos 100% eléctricos.

Ya es habitual para nosotros escuchar sobre los IONIQ 5, E-Niro, Kona, Taycan, EQS… y demás modelos que copan las ventas de vehículos eléctricos. La movilidad eléctrica volvió a nosotros con más fuerza y se ha quedado con nosotros.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.